¿Por qué los niños beben menos leche y cómo puede afectarlos?

Realmente han sido contadas las personas ) de hecho no conozca a ninguna directamente) que no haya crecido tomando leche.

Desde la leche materna, de fórmula o la de vaca, prácticamente ha sido históricamente un alimento básico en las dietas infantiles y una fuente clave de nutrición.

Entonces, ¿por qué los niños beben menos en la actualidad?

El consumo adecuado de leche y productos lácteos, especialmente durante la infancia, tiene resultados de salud beneficiosos para el crecimiento, el desarrollo manteniéndolos en ese peso ideal niños y la reducción del riesgo de osteoporosis, hipertensión, obesidad y cáncer durante la edad adulta.

Aula 365
Fuente audiovisual: YouTube

Disminución del consumo de leche

Si bien en algunos estudios se ha detectado que el consumo de leche ha disminuido por parte de los niños la pregunta es ¿por qué?

Se sabe que la leche proporciona una variedad de beneficios para la salud del cuerpo en crecimiento de los niños y muchos sectores médicos enfatizan la importancia de la leche para los niños, y recomienda 2 a 3 tazas diarias para los niños pequeños (mayores de un año) y alrededor de 3 a 3.5 tazas diarias para los niños mayores de 3 años.

Entonces ¿Por qué los niños beben menos leche?

Al parecer tiene tintes multifacético. veremos algunos factores que contribuyen a la disminución del consumo de leche infantil.

Qué es la nutrición infantil? - Médica Nutricionista

a) Los padres están optando por alternativas a la leche

El pasillo de la leche no se ve exactamente como antes. Durante mucho tiempo, la leche estuvo disponible de dos formas: en un cartón o en una jarra.

Pero con el aumento de la popularidad de las alternativas a la leche como la leche de almendras, coco y avena, todos los elementos básicos de las tendencias de salud como las dietas cetogénicas y veganas, así como las preocupaciones ambientales y de bienestar animal, los padres buscan cada vez menos cartones de leche.

b) Preocupación por las hormonas

Las hormonas de crecimiento bovino, que se utilizan para estimular la producción de leche en las vacas, se pueden encontrar en la leche de vaca que bebemos.

Rosa Argentina Rivas Lacayo | Souncloud

Como resultado, muchos padres han cambiado a la leche de vaca orgánica o alimentada con pasto en un intento de evitar exponer a sus pequeños a estas hormonas.

Aun así, la reputación de la leche como bebida saludable para los niños ha caído en picada en los últimos años.

c) Los niños beben más jugo y refrescos

En los últimos años esta tendencia va en aumento y ha empeorado constantemente a lo largo de los años. (UNICEF)

Por ejemplo en Estados Unidos, de 1989 a 2008, las calorías de las bebidas azucaradas aumentaron en un 60% en niños de 6 a 11 años, de 130 a 209 calorías por día, y el porcentaje de niños que los consumen aumentó del 79% al 91%.

Y en México estas cifras no pintan nada bien ya que actualmente se considera el primer país en el consumo de bebidas azucaradas y por ejemplo en 2012 el 65% de los niños entre 1 y 2 años consumieron estas bebidas. (Revista UNAM)

Con estos giros, algo debemos hacer diferente los padres para ofrecerles una mejor nutrición a nuestros hijos ¿no lo crees así?

Si la información te gustó y estás interesado en conocer más, te invitamos a visitar Alula.