Los 3 tipos de objetos de costo

La asignación de costos es un tema importante para todos los dueños de negocios porque muchos de los costos asociados con el diseño, producción y distribución de productos y servicios no se identifican fácilmente con los productos y servicios que se crean y venden.

Un objeto de costo es un término financiero utilizado en la contabilidad de costos para indicar algo a lo que se asignan los costos.

Por ejemplo, un producto producido por una empresa es el objeto de costo para materiales directos, mano de obra directa y gastos generales de fabricación.

Un objeto de costo también puede ser un proyecto, un servicio, un territorio, un departamento o un cliente, siempre que la gerencia quiera cuantificar un costo.

Resultado de imagen para objeto de costo

Un objeto de costo es un término de contabilidad de gestión o de contabilidad de costos y se utiliza al asignar costos directos e indirectos.

Los costos se asignan al objeto de costo y son costos directos o indirectos.

El costo puede determinarse por medición directa o por asignación o prorrateo.

a) 3 tipos de objetos de costo

Aquí hay 3 tipos de objetos de costo, resultados, relaciones operativas y comerciales:

Producto: Los objetos de costo más comunes son los productos y servicios de una empresa. Asignar un costo permite el análisis de rentabilidad y la fijación de precios.

Resultado de imagen para finanzas para principiantes

Operativo: Un objeto de costo puede ser un área o función dentro de una empresa como un departamento, operación de herramientas, línea de producción o proceso.

Por ejemplo, puedes realizar un seguimiento del costo de presentar un nuevo producto, llamar al servicio técnico o de restaurar un producto devuelto.

Relación comercial: un objeto de costo puede ser externo a la empresa, como un proveedor o un cliente, para determinar el costo de tratar con esa entidad. Otra variación del concepto es el costo de renovar permisos o licencias.

Resultado de imagen para relación comercial

Puede ser necesario tener un objeto de costo para derivar el precio de un costo base, o para ver si los costos son razonables, o para derivar el costo total de una relación con otra entidad.

Comúnmente, una empresa se centrará en un objeto de costo solo ocasionalmente, para ver si ha habido cambios significativos desde el último análisis.

Por supuesto, un objeto de costo puede someterse a un escrutinio considerable si se justifica.

Una revisión anual es común para muchos objetos de costo. Si un análisis es especialmente complejo, la revisión puede realizarse en un intervalo aún más largo.

Resultado de imagen para datos empresariales

b) Su uso

Identificar y asignar costos precisos a los objetos de costo es básico para la planificación presupuestaria y debe ir acompañado de una revisión de los costos históricos reales para los mismos objetos de costo. Esto ayudará en la precisión de la planificación. También apoya la preparación de informes de contabilidad financiera, determinando qué cuentas se ven afectadas y las cifras reportadas.

Recuerde, un objeto de costo no es lo mismo que una cuenta del plan de cuentas de la organización.

Cada cuenta es un marcador de posición para una categoría de transacciones financieras, por ejemplo, una cuenta de categoría de gastos para materias primas. Las transacciones se ingresan en estas cuentas como débitos o créditos.

Podemos pensar por ejemplo en la empresa XYZ que produce una línea de bicicletas de 10 velocidades que es un objeto de costo en su línea de productos.

Esta línea de productos es el costo de todos los materiales directos, mano de obra directa y gastos generales.

En general, un buen análisis en lo referente al objeto de costo proporcionará entonces el costo de producción y viene el paso para ver la venta del producto.

Todo esto ofrece la perspectiva de cómo van las cosas en tu negocio, si todo fluye en orden o deberás afianzarte recurriendo a un financiamiento para PYMEs para concretar el proyecto.

Redott