Lesión por presión inevitable

El concepto de una lesión por presión “inevitable” está respaldado por definiciones de la National Pressure Ulcer Advisory Panel (NPUAP ) y Wound, Ostomy and Continence Nurses Society.

Esto porque a través del tiempo se han prestado confusión e incertidumbre sobre su terminología entre los mismos profesionales lo que ha llevado incluso hasta un debate de tipo clínico-legal.

Anteriormente a este consenso, toda herida por presión se consideraba prevenible.

Lamentablemente, algunas úlceras por presión, aún con los cuidados que se preveen al paciente llegaban a influir negativamente en la calidad asistencial.

Resultado de imagen para lesion por presion

En la reunión de NPUAP de 2017 se llegó al consenso de que existen al menos cuatro términos que definen las lesiones inevitables de la piel que se producen al final de la vida y son:

  • Úlcera terminal de Kennedy: es una úlcera por presión que las personas moribundas desarrollan
  • Lesión tisular terminal de Trombley-Brennan: son lesiones que aparecen en áreas de poca o ninguna presión tales como pliegues, muslos, piernas por lo que pueden presentar una forma de espejo y también se desarrollan al final de la vida
  • Cambios cutáneos al final de la vida: son cambios fisiológicos como resultado al proceso inminente de la muerte y que pueden afectar al estado de la piel y los tejidos blandos
  • Fallo cutáneo o fracaso de la piel: esto se presenta cuando las células ya no pueden sobrevivir debido al severo deterioro fisiológico de la zona cutánea

Por lo tanto, un profesional puede decir que una lesión por presión es “inevitable” cuando caen en  alguna de las cuatro condiciones anteriores en donde lamentablemente se seguirá desarrollando una lesión por presión a pesar de que el médico, hospital o clínica tratamiento de heridas realice los pasos previstos que son:

  1. Una evaluación de la condición clínica del individuo y los factores de riesgo de lesión por presión
  2. Realizar las intervenciones definidas e implementadas consistentes con las necesidades individuales, metas y estándares profesionales de práctica.
  3. Realizar las intervenciones monitoreadas y evaluadas
  4. Realizar las intervenciones revisadas según corresponda
Resultado de imagen para tratamiento de heridas

Los cuatro criterios enumerados en las definiciones evitables e inevitables son los mismos, excepto que en las lesiones por presión “evitables” la instalación NO HIZO uno o más de los elementos de cuidado requeridos, y el individuo desarrolló una lesión por presión.

Esto nos lleva también a tener claro dos conceptos durante este proceso y es con lo referente a costras y  escaras que no son lo mismo y por lo tanto no se tratan de la misma forma ya que las costras y la escara son diferentes tanto física como químicamente.

a) Costras

Una costra es una colección de células sanguíneas secas y suero y se asienta sobre la superficie de la piel.

Un ejemplo de costra es la incrustación sobre un espesor parcial, lesión por presión en la etapa 2 (Inflamación que es la fase defensiva).

Una costra es evidencia de cicatrización de una herida y debe protegerse.

b) Escara

Una escara es una colección de tejido necrótico muerto dentro de una herida de espesor completo, como una lesión por presión en Etapa 3 (Proliferación) o Etapa 4 (Maduración).

Una escara debe ser desbridada para apoyar la curación.

Referencias complementarias: medlineplus.gov; formacionpararesidencias.es; hcmedical.com.mx; fcarreras.org; youtube

Redott