No pareciera tanto tiempo el que ha pasado desde que se estrenó la película de The Inception (El Origen en español) fue en 2010, escrita y dirigida por Christopher Nolan.

(Vídeo: Vímeo | Fuentes: INVACO y Rotten Tomatoes | Si te interesa este tema entra a INVACO )

Considero que esta película causó muchas cosas debido a todos los temas que tocó. Advierto que en este artículo se revelan cosas de la trama (spoilers) por lo que si no la has visto te recomiendo que la veas primero, de no ser así bajo advertencia no hay engaño.

La película nos plantea la posibilidad de que hay gente que puede meterse en el sueño de la otra persona con la finalidad de plantear una idea. Aunque se escuche poético e imposible en este universo es viable pero al mismo tiempo peligroso porque una idea puede crecer y modificarse.

Me gusta mucho como manejan el concepto de la mente, en diferentes escenas podemos ver a Ellen Page quien interpreta el personaje de Ariadne como al ser la arquitecta se da la posibilidad que tiene de crear mundos o como al acceder a un sueño los atacan camionetas blindadas a lo que se da cuenta que el subconsciente está entrenado para protegerse y atacar.

Parte del concepto que maneja de la mente es que aunque sea nuestra no significa que está totalmente bajo nuestro control, la situación tan importante y peligrosa sobre plantar una idea me parece un acierto a nivel historia pues nosotros sabemos cómo es quedarte con un solo pensamiento o incluso algo más simple como una canción que no se despega, la terminamos odiando o amando.

El aspecto del Totem me parece necesario y sobretodo crucial para esta película ya que viajamos constantemente entre realidades, nos plantea que nuestra realidad (el mundo real) es solo una dimensión en la que estamos más tiempo que los sueños son solo otra dimensión que en esta película hay gente con la posibilidad de no solo hacerlo sino cobrar sus servicios o para entrenar la mente así que el objeto del tótem es solo un pequeño gancho para saber en qué realidad estamos.

El final de Inception es un tema de conversación que sigue presente pues en la última escena nos muestran como el trompo gira, comienza a tambalearse y luego un corte a negro sin saber nosotros si lo que está viviendo el protagonista Dom Cobb interpretado por el ganador del Oscar Leonardo DiCaprio es real.

A él se le ve feliz, justo como quería estar con sus hijos, con sus papás en esa casa con la hermosa luz que entra a la casa pero ¿Qué es lo que realmente estamos buscando? ¿Queremos saber si eso es real para saber si podemos alegrarnos completamente? Creo que un elemento al cual debemos de tener en consideración es la felicidad – por más ambiguo que suene- al final y al cabo el sueño es una realidad más ¿Tu felicidad no vale si no estás en la realidad “principal”?

Supongo yo o al menos yo lo interpreto que estuviera en un sueño o en la realidad es algo que está viviendo y lo vive con todos sus sentidos aunque hay que considerar la triste posibilidad de que fuera un sueño que lo llamamos triste porque se nos olvida que en cualquier momento puede terminar y que aun cuando fuera su imaginación lo está viviendo.

Es muy similar como revivir recuerdos, literal los vuelves a vivir podrá haber pasado 5 años pero todavía tienes esa sensación de felicidad cuando ganaste algún concurso o viste alguna persona. Creo que el final de The Inception nos habla sobre el frágil concepto de realidad que tenemos y de lo poco que hemos explorado a nosotros mismos habitando en nuestra propia mente.