La mayoría de los estudiantes consideran TOEFL Speaking como la parte más difícil del examen TOEFL.

TOEFL Speaking pone a prueba la capacidad para leer, escuchar y comprender grabaciones de hablantes nativos de Inglés, hablar con fluidez y claridad, pronunciar palabras correctamente y utilizar una gramática precisa al hablar.

Todo esto mientras hablas con un micrófono, dentro de una habitación llena de examinadores en 20 minutos.

Hoy, vamos a analizar 4 consejos poco ortodoxos pero altamente efectivos que harán que tu práctica de TOEFL Speaking sea más productiva.

¡Estos son consejos para mejorar la fluidez, la pronunciación, el uso del vocabulario y el flujo sin tener que memorizar respuestas de muestra la noche antes del examen!

  1. a) Leer en voz alta

Esto puede sonar simple, pero leer en voz alta es una de las mejores formas de entrenar tu boca para diferentes sonidos en Inglés.

Toma un libro, una revista o un periódico y léelo en voz alta como si leyeras en público. Puedes grabarte usando un dispositivo de grabación si lo deseas.

Si cometes un error o tienes una palabra que encuentres difícil de pronunciar, toma nota de ella, pero continúe leyendo.

Pruebe esta táctica todos los días durante 30 minutos algunas semanas antes de presentar el TOEFL Speaking. Compara tus grabaciones y comparalas con hablantes nativos de Inglés.

Después de algunas semanas notarás que tu pronunciación está mejorando.

  1. b) Escucha audiolibros y podcasts

Escuchar es una habilidad importante en la prueba de expresión oral de TOEFL.

Debes poder hablar en Inglés nativo y comprenderlo. Esto puede ser una tarea desalentadora si no estás acostumbrado a cómo hablan los hablantes nativos de Inglés.

Escuchar audiolibros y podcasts es una gran forma de mejorar tus habilidades auditivas y entrenar tus oídos a los hablantes nativos de Inglés.

Escuchar historias es una forma muy natural de aprender Inglés y como las personas en estos audiolibros/podcasts hablan “Inglés real”, aprenderás frases coloquiales y un Inglés natural.

  1. c) Practica el Inglés real con hablantes nativos reales

La mejor forma de aumentar tu puntaje de TOEFL Speaking es practicar el Inglés conversacional real con hablantes nativos reales.

Esta es la mejor forma de mejorar tu fluidez en Inglés. También puedes aprender vocabulario nuevo y desarrollar tu propia pronunciación para hablar más claramente.

Usa un sitio web como Spoken English Practice y practica hablar con un Native Teacher.

Incluso puedes elegir tus temas preferidos de antemano para mantener la conversación relevante y atractiva.

Solo una hora al día de hablar Inglés directamente con alguien puede mejorar enormemente tus habilidades y puedes aprender a hablar sobre una variedad de temas sin necesidad de memorizar.

  1. d) Aprende el “Ritmo del Inglés”

A la mayoría de los estudiantes de Inglés les va muy bien en la escritura y lectura, pero les resulta difícil hablar en el TOEFL.

La razón principal es porque les resulta difícil hablar Inglés con claridad. Algunos estudiantes de Inglés hablan demasiado rápido, otros hablan demasiado lento.

Una buena forma de superar esto es escuchando música y viendo programas de televisión en Inglés.

Al igual que cualquier otro idioma, el Inglés tiene su propio ritmo y solo puedes aprenderlo al escuchar hablantes nativos de Inglés.

Preste atención a la velocidad en que los hablantes nativos hablan Inglés. Además, esta actividad brinda una buena oportunidad para asociar las expresiones faciales, el lenguaje corporal y el tono de voz con las palabras que escuchas.

TOEFL Speaking, como la mayoría de las pruebas estandarizadas, es un examen de ritmo rápido que requiere que los estudiantes sean precisos y enfocados bajo presión.

Así que si aprendes a hablar Inglés con fluidez y naturalidad, con buena pronunciación y gramática, puedes presentar TOEFL Speaking sin ningún problema.

Información de: YouTube || BBC